foto logo EUPAM

El plazo se cerrará el 4 de agosto y se volverá a abrir del 1 al 16 de septiembre. Esta formación tendrá en 2016/17 importantes novedades

El programa de Estudios Universitarios Para Adultos y Mayores de la ULL (EUPAM) (hasta el recién culminado curso, Universidad para Mayores), abrió la pasada semana su primer plazo de matrícula para el periodo formativo 2016/17. El trámite para formalizar las inscripciones permanecerá abierto desde el 25 de julio hasta el 4 de agosto, mientras que una segunda opción tendrá lugar del 1 al 16 de septiembre. La matrícula se puede efectuar en la sede administrativa del programa en el Vicerrectorado de Relaciones con la Sociedad, C/Viana 50, planta Baja, en horario de 9 a 14 horas.

Este nuevo curso guarda importantes novedades para la formación de mayores, empezando con la ampliación de la horquilla de edad de su alumnado, que hasta ahora abarcaba a partir de 50 años, sin embargo ésta se rebaja hasta los 45. Por otra parte, los/las estudiantes podrán elegir entre tres especialidades que serán acreditadas con diplomas: Humanidades y Ciencias Sociales; Cultura Científica y Tecnológica y Arte y Creatividad. De total de asignaturas que se impartirán, tres son obligatorias (una por cada diploma) y el resto optativas.

Un año más, las clases se impartirán en la Facultad de Ciencias de la Información y la formación se verá complementada con talleres de “pintura” y “actividad teatral y expresión artística” para la que la EUPAM ha establecido hasta un total de 20 plazas.

Otra de las novedades que se encontrará el alumnado de este programa, es el cambio del logo y denomiación, más acordes con las necesidades formativas de este colectivo de población y la realidad actual de la sociedad.

Más de 260 personas formadas en 2015.

La Universidad para Mayores, dirigida por José Arnay Puerta, se creó en 1999 y desde entonces ya han pasado por sus aulas más de 2.500 alumnos y alumnas. Concretamente en 2015 se formaron 261 personas en diversidad de materias.

Su objetivo primordial es acercar las enseñanzas universitarias a un amplio segmento de la población que había permanecido al margen de la educación superior. En estos 17 años de existencia, este programa ha incentivado la integración social de las personas mayores mediante acciones para el aprendizaje en comunidad y la ciudadanía activa y se les ha facilitado un mejor conocimiento del entorno para obtener un mayor provecho de las ofertas culturales, físicas e intelectuales de la sociedad en la que viven. Estos objetivos redundan en una finalidad: proporcionar oportunidades para optimizar el bienestar en esta etapa de la vida a través del conocimiento y la cultura.